Fintech: Una Introducción

Comienzo hoy con este nuevo blog. No soy un especialista en el tema, sólo soy una persona interesada, que ha comenzado a estudiar el tema y quiere compartir lo que ha ido estudiando, y comentar lo que se ha ido publicando en varios lugares. Mi profesión es el desarrollo de software, y el término “FinTech” ha venido creciendo en las “startups” de todo el mundo, y también en mi país (Argentina, viviendo en Buenos Aires) y región. Como programador, estoy interesado también en el uso de “machine learning” y otras técnicas para aplicar en varios lugares del escenario “FinTech”.

La idea del blog, entonces, es simplemente explayarme sobre esto nuevo de “Financial Technology”. Partamos con alguna definición de la Wikipedia:

https://en.wikipedia.org/wiki/Financial_technology

Financial technology, also known as FinTech, is a line of business based on using software to provide financial services. Financial technology companies are generally startupsfounded with the purpose of disrupting incumbent financial systems and corporations that rely less on software

Un punto importante es el uso de software para brindar estos servicios financieros. El mundo de la programación ha invadido muchas actividades humanas desde hace décadas, y una de las primeras aplicaciones fue su uso en el ámbito bancario y financiero. Aún hoy corren aplicaciones escritas en lenguajes que tiene ya más de cincuenta años, como el siempre ubicuo COBOL. En general, la gente que consume esos servicios, no vió directamente la cantidad de software que se ha ido creado para atenderlos.

Con la popularización de Internet a mediados de los noventa, y el uso cada vez más masivo de la web (la “killer application” de Internet), ese uso de software llegó a más y más personas. Pero fue la explosión de este siglo en el uso de “smartphones” y otros hardwares móviles como las “tablets”, lo que ha transformado la llegada de la tecnología de software y hardware en la vida cotidiana. Hoy es común ver a una persona usando su celular “inteligente” para conectarse a distintos servicios. Ha nacido el usuario móvil.

Con la llegada de este tipo de tecnología, han surgido nuevas oportunidades para “startups”, para brindar servicios que antes no se los hubiera imaginado. Basta pensar en sitios como Facebook, y aplicaciones como Twitter (con sus diversos clientes) y Whatsapp, para ver cómo ha ido transformándose la conducta de muchas personas (reconozcamos que un sector de la población humana que en general tiene trabajo, una vida controlada, y no pasa hambre). Esa llegada a tantas personas, ha permitido plantear aplicaciones de todo tipo, basadas en la esperanza de llegar a muchos usuarios.

También ha habido una evolución acelerada en estos años de los servicios en la nube, el llamado “cloud computing”, que permite que una “startup” pueda brindar servicios 24 horas todos los días, sin tener que tener que pagar y mantener por una infraestructura de hardware propia. Esa parte tal vez no es tan visible para la mayoría de las personas, pero su costo accesible ha permitido el surgimiento de emprendimientos que comienzan en pequeño y van adaptando su tamaño a la medida del crecimiento de su éxito.

Y entonces, luego de tantas décadas, son los servicios financieros los que vuelven a aprovechar la existencia de software y de innovación en su ámbito. Las iniciativas “fintech” son muy diversas, pero casi todas tienen un sesgo: centrarse en el usuario, en la persona, para facilitarle la vida en el consumo de algo fundamental en la sociedad moderna, como son los servicios financieros y el dinero.

De hecho, fue gracias al uso cada vez mayor de software (y hardware especializado) que durante el siglo pasado crecieran en alcance otras formas de manejo de dinero, como las tarjetas de crédito (que ya tuvieron antecedente en el siglo XIX con la aparición de los cheques de viajero). Sólo la inversión en software y hardware, en fin, en tecnología, posibilitó el estado actual de uso mundial del sistema de tarjetas.

Y reconozcamos: el dinero es un tema importante en la vida de un ser humano en la sociedad actual. El movimiento “fintech” busca entonces aprovecharse de esta tecnología escalable, a todo momento y lugar, para brindar servicios nuevos, o viejos servicios pero con una experiencia nueva, por ejemplo, obtener un préstamos sin necesidad de visitar físicamente un banco, o presentar papeles, hacer interminables colas, y engorrosos trámites. Es en esto donde el universo “fintech” mostrará su innovación: en satisfacer las necesidades financieras de las personas, facilitándolas, y extendiéndolas de nuevas formas.

Veamos algunos ejemplos. El dinero en papel fue una innovación en su tiempo. Pues bien, ahora aparecen nuevas formas de dinero, como las criptomonedas, la principal y más conocida, BitCoin. El movimiento de dinero real de forma virtual, ha cambiado de transferencias bancarias a PayPal. Y esto son apenas dos ejemplos de lo que está pasando.

En un próximo post, iremos explorando las distintas regiones del “fintech”. Desde ya adelanto algunas: pagos y transferencias abarcando el planeta usando tecnología, nuevas monedas, préstamos “p2p”, inversiones en línea con nuevos algoritmos, finanzas personales, cambio de moneda,  servicios de seguro, fondeo de emprendimientos,  y más.

Mientras, pueden leer el artículo en inglés de Warthon FinTech:

FinTech 101: Learning the Landscape

Angel “Java” Lopez
@ajlopez

Fintech: Una Introducción